La ozonoterapia y sus vías de administración

Dada la diversidad de patologías en las que se utiliza la ozonoterapia, la vía de aplicación dependerá del sistema que estemos tratando.

Autohemoterapia mayor

Con total asepsia se extraen, en un sistema cerrado estéril, y se tratan con ozono médico, unos 50 – 200 ml. de la sangre del paciente, que se retransfunde inmediatamente, en forma de infusión gota a gota. Usualmente dura de 10 a 15 minutos.

Autohemoterapia menor

Se extraen 10 ml de la sangre del paciente, se mezclan con 10 ml. de ozono y se inyectan por vía intramuscular.

Insuflación rectal

Se coloca en vía rectal una sonda adecuada, inerte al ozono, hasta unos 15 cm. de profundidad. Se carga el ozono médico en una jeringa adecuada, que permita garantizar la exactitud del volumen, y se insuflan lentamente de 50 a 300 cc. Si se emplea un lubricante, debe ser hidrófilo, tipo siliconas.

 

Insuflación vaginal

Se coloca en vía vaginal, profunda, una sonda adecuada, inerte al ozono. Se carga el ozono médico en una jeringa adecuada, que permita garantizar la exactitud del volumen, y se insuflan lentamente de 30 a 50 cc. Si se emplea un lubricante, debe ser hidrófilo, tipo siliconas. En caso necesario, puede insuflarse mayor volumen.

Local o externa

Se aísla la zona con un accesorio plástico o bolsa inerte al ozono, a la cual se ha aplicado un adaptador para conexión a la máquina de ozono. Con la propia máquina se extrae el aire del interior y se inyecta en ella una corriente de ozono médico, hasta llenar la bolsa, pero sin que se ponga demasiado tensa. Se cierra la vía de conexión, se separa de la máquina y se mantiene con la atmósfera creada hasta completar 20-30 minutos del tratamiento. Después de ello, se conecta de nuevo al vacío de la máquina (provista de catalizador), se extrae el ozono restante, y se retira la bolsa.

Inyección intradérmica

Se toma el ozono en una jeringa (hasta de 50 ml.) y se inyecta intradérmicamente con una aguja de mesoterapia, distribuyéndolo en la zona deseada, en porciones de 1 a 2 ml. por punto.

Inyección intramuscular

Se toma el ozono en una jeringa (20 ml.) y se inyecta muy lentamente en el músculo, con aguja intramuscular de 3-4 cm. Puede hacerse, inclusive, en los músculos paravertebrales.

Inyección intra-articular

Se toma el ozono en una jeringa (10-20 ml.) y se inyecta muy lentamente en la cápsula articular, con aguja de 4 cm.

Inyección peri-articular:

Se toma el ozono en una jeringa (10-20 ml.) y se inyecta intradérmicamente con una aguja de mesoterapia, distribuyéndolo en la zona periarticular.

Inyección intradiscal

Debe realizarse en quirófano y con amplificador de brillantez. Se emplea una aguja especial que permite penetrar el disco desde un abordaje percutáneo, y se inyecta parte del ozono (30-40 ml.), después de lo cual se retira hasta nivel del forámen, donde se inyecta el resto del ozono (10-20 ml.).

Bibliografía:

 

www.medicinaantiaging.com

www.ozonosalud.com.ar

aepromo.org

CONTACTANOS 

PARTICIPA EN NUESROS SEMINARIOS 

Leave a Comment